miércoles, 25 de febrero de 2009

Los k y los anti k mediáticos son caras de una misma moneda


Antes aclaro, no estamos de acuerdo en este blog con que se deje sin aire o sin trabajo a nadie, ni siquiera a quien se puede considerar, el enemigo. No, no es demagogia ni falsa vocación democrática, simplemente es una premisa básica de esta profesión. Todas las disidencias tienen que tener voz, pero todas ¡ojo!. De todos modos lo que si molesta es que la ley no sea pareja para todos en esta cuestión a veces perversa de la comunicación. El fachismo hipócrita porteño, disfrazado siempre de legalismo y progresismo deforme, necesita inventar héroes de barro que representen en teoría los "ideales" de esa burguesía media urbana. Es decir, gente que transforme en palabras la conciencia ambigua de los "ciudadanos" más acomodados, es una forma de legitimarla. De ahí surgen las Magadalena Ruiz Guiñazú, los Joaquín Morales Solá, los Nelson Castro, los pseudo insurgentes al estilo Aliverti o Lanata, y hasta los que representan la decadencia de esa escuela, tipo Tenembaum o Zlotogwiazda. Estos periodistas son los que han sido legitimados por la opinión pública de la polis mientras que el resto cargan con el calificativo de poco creíbles, comprados o directamente mediocres. Sin embargo Castro es objetivo trabajando para Clarín sin tocar un sólo interés que esté ligado al grupo, Magda es un icono de la pluralidad respondiendo burdamente al empresariado español de Prisa, Aliverti es un rebelde sin igual porque le dice a su jefe Pancho De Narvaéz que en su radio La Red no tienen aire acondicionado y se mueren de calor, y así hasta las cosas más bizarras que se puedan imaginar en este cambalache.
La Foresi ha sido recibida por esta corporación xenófoba como una representante directa del kirchnerismo más acérrimo y recalcitrante. Ustedes saben bien que nosotros aquí no defendemos en particular ni a esta periodista, ni siquiera a nadie que se relacione con esta administración que nos gobierna de maneras poco claras. Es muy probable que la llegada de varios de nuestros colegas al vientre del poder de los medios k esté relacionado más con cuestiones prostibularias que con la ética y la moral, ahora que esa actitud sea juzgada por tipos que se han manejado en su carrera con un desparpajo y una inescrupulosidad dantesca es al menos nauseabundo.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

"Son todos mercenarios". Eso dijo Osvaldo Bayer y tiene razón. Te saluda Diego

Anónimo dijo...

Soy una recién recibida de la carrera de comunicación y me pregunto como se puede hacer para mantener la independencia en un medio que está totalmente perivatizado y que responde a intreses muy claros. Además desde que me recibí no encuentro un hueco por donde pueda empezar a trabajar. La verdad es una mierda!! Roxana Abalos, muy bueno el blog notero pero a veces lo leo y me quiero matar!! La realidad es muy dura..

Anónimo dijo...

....¿Y?...QUE, SE, YO...

Alfre dijo...

Notero, la verdad que este blog me encanta.

Lo que me desorienta es esto: vos no te guardas ningún palo para nadie, por eso leyendote acá no puede decirse que estés a favor -ni siquiera "críticamente"- de ninguna "causa", partido, figura política, etc.

Para algunos eso podrá ser algún signo de "independencia". Pero a mi me recorre por la espina una sensación de desconfianza terrible cuando alguien pretende plantarse desde la "absoluta independencia de criterio".

Particularmente creo que decirse a uno mismo de ese modo, o bien es una ingenuidad, o bien sólo un recurso retórico.

A lo mejor estoy equivocado, pero apostaría a que tu caso es el segundo.

En fin, una consideración meramente personal. Agrego tu blog a mi lista.