viernes, 22 de marzo de 2013

Cristina y Francisco, dos caras del poder

Insistimos en un concepto que hemos reflejado en este blog desde el principio y hasta el cansancio: el poder siempre se recicla. En épocas del Consenso de Washington los medios, la Iglesia, el poder económico y político nos vendían que lo mejor era abrir las economías al mercado mundial para que este se regulara sin ninguna participación del Estado, así nos fue. En esos años ese paradigma era la panacea y el que lo criticara o cuestionara era un kamikaze, un tira bombas, un desalmado que no sabía lo que decía. Después vinieron las crisis y ese neoliberalismo quedó en algunos lugares del planeta de manera residual porque surgió otro "modelo". Uno más participativo a nivel fiscal para repartir algo de esa riqueza que ya no se derramaba, así llegó esto que muchos llaman populismo y que es una especie de capitalismo menos salvaje. Obviamente, mejor que lo otro pero dentro de las mismas normas y estructuras: minorías ricas que tienen que aflojar un poquitito la manga para que no les vengan a saquear lo que creen propio , una burguesía de clase media entretenida en el consumo permanente, un proletariado paritario con acuerdos módicos acordados de antemano entre patrones y burócratas sindicales, y una mayoría excluida sostenida con limosna estatal que mejora a pequeñísima escala esa pobreza estructural que sufren hace décadas. Estos son los rehenes de las corporaciones política-económicas que son usados para alcanzar y sostener el poder. Vale aclarar que cuando decimos "medios de comunicación" nos referimos a los voceros de quienes detentan ese poder, estén de un lado u otro del mostrador ¿o todavía alguien cree que los diarios que leemos y que marcan la agenda de la radio y la televisión son escritos por ciudadanos independientes que quieren el bien común?. Lo mismo ocurre con las dirigencias políticas, sean ellos actores de la democracia liberal o de gobiernos de facto, detrás de sus rostros visibles siempre hay un grupo de empresarios, banqueros, financistas con intereses particulares. No nos vengan con que estas son simples teorías conspirativas, con meterse tres minutos en Internet, o donde sea, para ver el entramado de corporaciones que bancan campañas políticas o golpes de estado lo cosa queda más que clara. La Iglesia Católica, que obviamente nada tiene que ver con la predica de Cristo, es otra de estas corporaciones, varias veces millonaria, que pugna detrás de esas caretas que conocemos como Obispos, Cardenales y Papas. Hoy en Argentina y desde hace diez años tenemos un gobierno que conduce el país con esa lógica peronista que evitó ya en épocas del mismo General, un verdadero proceso revolucionario. El Estado Peronista, ahora kircherista, con una máquina comunicacional envidiable, media entre las clases sociales, muy marcadas en grados diferenciales, para evitar que no nos terminemos matando todos en Plaza de Mayo, pero eso si, nunca toca un ápice del esquema de poder. Pareciera que ese es el máximo de reforma permitido en el país, porque depués de eso siempre vienen los que son peores, los Rojas, los Massera o los Menem. Lo que ocurre es que los que ganan mucha plata siguen siendo los mismos, esos empresarios que estuvieron con Videla, y después se reciclaron con Alfonsín, con el Carlo, con De La Rúa, con Duhalde, y hoy suben al Tango 01 para conformar esas siniestras comitivas de "negocios" que acompañan a CFK solventados por todos nosotros. Este hecho objetivo se podrá disfrazar de democracia por los radicales, de combativismo por los kirchneristas y de realismo mágico por los seguidores de García Márquez, pero es lo que es, el poder real en acción, no jodamos!. El Peronismo, como la Iglesia, ha tenido y tiene facciones que quieren cambios verdaderos, la izquierda del PJ siempre soñó con un Estado Socialista, los Curas del Tercer Mundo creyeron que se podía materializar la doctrina de Jesús, sin embargo hasta ahora se vienen imponiendo los jerarcas conservadores que defienden el statu quo dentro de esas fuerzas, que más allá de todo siguen siendo populares. Así muchos de esos combativos de verdad terminaron asesinados, como decía Perón, por anticuerpos propios. Hoy por suerte esas modalidades cambiaron y a los advenedizos se los castiga con un freezado temporal o algún reto menor, preguntenle sino a Verbitsky o a Cynthia García. Cristina y Francisco son eso, caras visibles de un poder que por una cuestión conyuntural tiene que sentarse a negociar como hizo siempre. Ambos políticos responden a las lógicas mediáticas de comunicación que imponen los medios de determinadas hegemonías y que obviamente también tienen sus disputas. La historia que nos cuentan desde la matrix mediatizada es que la Presidenta es la hija de un colectivero que después se volvió multimillonaria pero nunca olvidó su pasado combativo y humilde. Hoy supuestamente gobierna para esas barriadas pobres a las que cada tanto y para las cámaras baja a tocar y a besar. Bergoglio por su parte, era un tipo que viajaba en bondi, caminaba por las villas y tenía una austeridad que hoy lleva al Vaticano renunciando al oro y a la ostentación, sin embargo el hombre no evitó participar del circo de besar niños y enfermos en ese ingreso hollywoodense al centro del poder religioso y político rodeado de enormes guarda espaldas que lo pusieron más a la altura de un Obama, ese que recibió el Premio Nobel de la Paz mientras masacra familias enteras con aviones no tripulados, que de Jesucristo. De todos modos hay que decir que aunque hubiese entrado en patas, sin documentos y cargando una cruz, todos sabemos que el ex arzobispo de Bs. As. no puede ni quiere desprender a su institución históricamente hipócrita de ninguno de esos bienes y negocios para repartirlos entre los más necesitados del mundo. Los estados laicos o religiosos con sus oligarquías empresariales y burguesías y proletariado dependientes saben cuando tienen que cambiar la imagen para seguir estando allí decidiendo nuestro futuro. Miren a los yankees, los reyes del transformismo a escala universal, han permitido que un presidente negro los gobierne con tal de continuar su despiadada lucha imperial en toda la faz de la tierra. Lo que es increíble es ver como ocurría en la novela de George Orwell "1984" el "Doblepensar", esa manía de decir una cosa y al rato absolutamente lo contrario se ha vuelto una realidad macabra. Ojo! no lo decimos sólo por el giro del Gobierno con respecto al Papa, sino también a lo que hacen los demás, Clarín es el emperador de la contradicción nacional porque juega la misma partida que quienes hoy están en Balcarce 50 y en Roma. Lo triste es escuchar y ver como nosotros, los ciudadanos comunes, seguimos esa perversa mecánica de repetir como loros lo que escuchamos de estas usinas que nos bombardean con sus mentiras, como diría José Pablo Feinmann, estamos en "estado de interpretados", somos hablados, no hablamos sobre lo que nosotros analizamos y sacamos en conclusión sino que reiteramos hasta el hartazgo lo que dicen en la tele Nelson Castro o Sandra Russo, entre otros. Desde que el discurso sobre Francisco se unificó, por obvias razones entre los poderes en pugna en nuestro país, nos referimos al Cristinato y al Macrimagnettismo, "milagrosamente" Bergoglio pasó a ser y a representar ese nombre que eligió para expandir el engaño, una suerte de anacoreta desprendido del mundo material que entre las discepolianadas que se mandó estos días está la de predicar una iglesia de pobres para pobres y a su vez besar las manos de todas las monarquías y realezas del mundo, recibir a su teórica enemiga política Cristina, y hasta retarlo al inefable Mauricio, no porque es el rostro de la desigualdad y los negociados con el Estado, sino porque no le llevó a su hija Antonia. A veces la maquinaria propagandística del poder mundial y local queda expuesta por lo burda, la historia de la ascensión de Bergoglio a la ciudad donde no por casualidad conducen todos los caminos del planeta es elocuente, no nos dejemos engañar tan fácilmente.   

8 comentarios:

Juan dijo...

Hola, antes que nada quiero decir que este blog me parece una "bocanada de aire fresco", por así decirlo, entre tanta maloliente bosta mediática. Concuerdo con mucho de lo que se escribe y con algunas cosas no tanto. Humildemente no acuerdo en decir que el estado peronista o kirchnerista medie entre las clases para que no nos matemos todos en plaza de mayo. Creo que como bien claro queda en la mayoría de los posteos del notero, este estado administra los negocios de un sector de la patronal, y lo único que querría evitar en algún momento es que los maten a ellos en plaza de mayo...
del resto de los mortales no creo que les preocupe que nos matemos siempre y cuando no afectemos sus negocios...
Saludo fraterno de un laburante.

Anónimo dijo...

Estupenda nota. Te pasaste notero ja. Abrazo.
Diario Barrilete.

Marcos dijo...

No quiero incomodarlo, amigo Notero, pero me parece que realiza una identificación de los Poderes un tanto difusa y algo equivocada. Al menos a escala nacional. Sin ir más lejos Ud. a Cristina le pone enfrente, comparativamente, el ínfimo poder de Magneto. Apoyada en todo el aparato estatal y si asumimos que ella es el establishment, Magnetto no tiene ni para empezar. Como en tantas otras cosas y llevado a nivel global, en esta aparente lucha de poderes, ahí lo que ha operado, por parte de la fuerza mayor, es la ineficacia y la estupidez del ser humano. Yo no adscribo a la teoría de que a esta civilización "la están llevando hacia", sino que por ahora, la raza humana va siempre a la deriva porque sus circunstanciales líderes son incapaces de verse como integrantes de una especie pasible de desaparecer en cualquier momentito. En verdad, yo a lo que comunmente se llama Poder, no le adjudico inteligencia, coherencia ni finalidad. Opera a espasmos e inercialmente, porque es el reflejo de la cortedad de miras de minúsculos humanos.
Usted sospecha de un entramado por fuera del ser humano, yo de un entramado interno del ser humano.

pacupress dijo...

Muy largo camarada.

Anónimo dijo...

SIEMPRE PASA LOS MISMO, CRITICAR AL MAXIMO EXPONENTE SIN ENCONTRAR NI UNA COSA BUENA PARA SOBRESALTAR EN EL ADVERSARIO, DE ESA MANERA LA IGLESIA ES LO PEOR, LOS KIRCHNER TAMBIEN, ALFONSIN MACRI Y MENEM SON BASURA, LOS MILICOS UNA PORQUERIA ETC ETC

NOTERODEAPIE dijo...

El cierto amigo, lo que queremos decir con "que no nos matemos todos en Plaza de mayo" es que al poder lo perjudica la anarquía, el caos total, a nosotros también y es por eso que se produce por coerción y unidos por el espanto esa "alianza de clases", por llamarla de alguna manera, mediada ahora por el kirchnerato, y que obviamente beneficia a quienes detentan el capital, a los patrones, de eso no caben dudas. Gracias por la visita. El Notero

NOTERODEAPIE dijo...

Marcos, nosotros hablamos de todo lo relacionado a lo humano, no hablamos de Anunnakis ni otroas cosas raras, obviamente que el poder es una extensión de nuestras miserias, de nuestro enfermizo individualismo. Lo de que Magnetto, es decir la corporación a la que pertenece más allá del personaje en si, tiene un ínfimo poder, es muy discutible, con todo respeto eso nos parece una lectura miope de la realidad. Salute amigo, El Notero

NOTERODEAPIE dijo...

Para Pacupress: a veces laburamos correligionario! ja!