martes, 23 de febrero de 2016

Periodistas de Clarín le quieren fijar la agenda al nuevo Gerente de Noticias de Canal 7


Hay una frase que forma parte del acervo vernáculo y que obviamente tiene una explicación, se trata de eso de que "los argentinos pasamos de quilomberos a cuidadores de la noche a la mañana". Esto tiene que ver con la clásica volatilidad que nos caracteriza y que nos muestra entre nosotros y al mundo como un crisol de razas que vive en paz pero que cada vez tiene más resquicios xenófobos, como una sociedad antinorteamericana pero que se babea ante todo lo que esté vinculado al imperio genocida (cine, música, cultura en general) o eso de "mi hija está haciendo un prosgrado en Harvard", es como el texto de Florencio Sánchez, "M' hijo el Dotor", que lee y concuerda en muchas cosas con León Trotski, Lenin y Marx, y hasta sueña con revoluciones guevaristas sentado en un Mc Donald's de la calle Corrientes, usa tecnología multinacional de última generación y se empilcha con ropa importada de alta gama. Por eso no debe extrañarnos que lo que hace cinco minutos se criticaba el formato de house organ del gobierno de CFK que tenía la Televisión Pública por difundir permanentemente toda actividad, hasta la más insólita que llevara a cabo por la ex jefa de Estado y ahora, desde una supuesta vereda de enfrente, se exija que se haga exactamente lo mismo con el CEO presidente Macri. No es raro que el reclamo provenga de una operadora del nefasto Grupo Clarín, que realmente no sabemos si lo hace por convicción propia o porque es más magnettista que Magnetto. Algo que aclaramos, le ha pasado y pasa todavía, ahora obviamente en menor medida, a los que son más kirchneristas que Kirchner y que tantos malos favores le hicieron a su administración y a la de su viuda, inclusive a ellos mismos. Gracias a las buenas artes de Gustavo Remestvensky y su blog Medio y Opinión, pudimos ver como Natasha Niebieskikwiat (que apellido mamita!), caga a pedos al flamante gerente periodístico de Canal 7, Néstor Sclauzero, por no haber pasado una actividad a la que ella consideraba "un hecho histórico" y que tenía que ver con la visita del primer ministro de Italia... mmm... medio que no daba Natasha!. El periodista se lo explica claramente en el vídeo que le pedimos prestado a Medios a la mujer que indignada no entiende razones porque la supera su odio visceral por quienes estuvieron al frente de la emisora hasta hace poco. Hay que hacer periodismo colega, nosotros miles de veces hemos denunciado delirios ocurridos en la señal estatal en pleno cristinato (y sino vea), pero no por eso a pedir que ahora se haga lo mismo pero al revés!. Una última, no somos exegetas ni defensores de Sclauzero , si se equivoca habrá que cuestionarlo, pero al menos él siempre mostró su compromiso en defensa de los puestos laborales en otro medios vapuleado donde desarrolla tareas, tal el caso de la Radio Rivadavia de las cuasimafiosas familias Nosiglia/Cetrá, a usted jamás le hemos oímos decir absolutamente nada sobre la infinidad  de hijaputeces que los patrones de la empresa para la que cumple funciones llevan adelante contra sus propios compañeros, y seguramente con usted también.

3 comentarios:

fray Ubertino dijo...

La Natasha Niebieskikwiat no es la armó la opereta de Clarín con la testigo del procedimiento en el caso Nisman? La de los "pititos" y "que se cagaban de risa"?

Pepe dijo...

Es una vieja puta chupapija de los jefes de redacción de Clarín, de ultra derecha y ultra macrista que pide un noticiero al estilo de ATC durante la dictadura. Se ve que extraña los "comunicados".

adriana acosta dijo...

Me preocupó que Sclauzero haya dicho que las noticias del interior no son interesantes. Por lo demás, hay que darle tiempo.